Entrada destacada

Ideas Para Decorar Una Fiesta Hawaiana

¡Aloha! Les comparto la decoración que hicimos entre todos en casa, una decoración sencilla donde no utilizamos globos, los materiales pri...

viernes, 7 de enero de 2022

Cómo hacer un frasco de la gratitud con los niños, “El valor de la gratitud”.



¿Cómo hacer un frasco de la gratitud con los niños?

Las palabras “Gratitud”, “Gracias “las escuchamos muchas veces, no es una moda es un acto que nos hace bien a chicos y grandes.

La universidad de Harvard publico el artículo: “Dargracias puede hacerte más feliz” donde nos dice; La gratitud ayuda a las personas a sentir emociones más positivas, disfrutar de las buenas experiencias, mejorar su salud, lidiar con la adversidad y construir relaciones sólidas.

Un valor muy importante y que debemos cultivar y avivar cada día con nuestros niños es el “Agradecimiento”  Con gratitud, las personas reconocen la bondad en sus vidas. El agradecimiento es algo que debe estar presente en cada momento, en cada instante de nuestra vida y debemos enseñarlo y mostrarlo con hechos a nuestros niños.

CÓMO HACER UN FRASCO DE LA GRATITUD CON LOS NIÑOS


Esta es una actividad muy linda y satisfactoria, las podemos practicar en familia y pasar momentos agradables y llenos de aprendizaje. 

¿EN QUÉ CONSISTE LA ACTIVIDAD FRASCO DE LA GRATITUD?

El frasco de la gratitud y/o caja de gratitud, es una actividad que nos permite dar gracias por todo lo positivo que nos rodea. Debemos escoger si lo haremos diario o semanal, contar con lápiz y papel para al finalizar el día escribamos por qué queremos agradecer, que fue eso tan importante que queremos dejar plasmado y guardarlo para nuestros recuerdos. 

¿QUÉ NECESITAMOS?

Una caja de cartón y/o Un frasco con tapa.

Papeles

Lápiz o bolígrafo.

Lo decoramos a nuestro gusto, le podemos escribir “Frasco de gratitud” o simplemente “Gratitud” y listo, lo ubicamos en un rinconcito de la casa y día a día vamos depositando “Por qué estoy agradecido” al final del mes nos reunimos y abrimos nuestra caja en familia y vamos leyendo cada una de esas frases, las cuales al escucharlas nuevamente y al escuchar las de nuestros hijos se siente al inexplicable, satisfacción, amor, y también muchas carcajadas por las ocurrencias de los niños.



OTRAS ACTIVIDADES PARA ENSEÑAR EL VALOR DE LA GRATITUD A LOS NIÑOS

  • Escribir una nota o carta de agradecimiento.
  • Hacer tarjetas divertidas de agradecimiento.
  • Orar antes de dormir y “Dar gracias” por todas las Bendiciones.
  • Hacer un diario de gratitud.
  • Hablar o compartir con alguien al final del día “Del por qué agradeces hoy”.

 


¿Ustedes han realizado alguna de estas actividades de agradecimiento con sus niños?

 

“La gratitud es un valor que se nutre y se fortalece al practicarlo constantemente”.

 

jueves, 4 de noviembre de 2021

Cómo Hacer Un Calendario De Adviento Fácil Y Muy Divertido

 


Falta poco para que llegue el mes más hermoso del año “Diciembre”, sinónimo de alegría, paz, armonía, unión, “Navidad“ y para los más pequeños de la casa que mejor manera de disfrutar esta época con un conteo regresivo lleno de sorpresas… Se imaginan sus caritas llenas de ilusión.

Este año hemos hecho un calendario en forma de árbol lleno de muchas sorpresas.

MATERIALES:

·       *  Papel kraft para hacer las bolsas o comprar las bolsas.

·      *   Cartón para la base, o si prefieren un palo de madera

·        * Papel       

·        * Marcadores

·      *   Goma o colbón

·      *   Lana o hilo grueso

·        * Un lazo para decorar

·     *    Una maceta pequeña o un balde

·   * Los detalle dentro de las bolsas (depende del gusto de sus niños o como ustedes lo vean más conveniente, nosotros usamos: en algunas bolsas dulces, en otras juguetes pequeños, en otras frases, actividades en familia, etc.)

INSTRUCCIONES:

·        Primero, si deciden hacer las bolsas de papel, es el momento de realizarlas.



·   Tomamos un palo o pedazo de madera el cual nos servirá de base o soporte, luego con el cartón hacemos tiras desde una grande hasta una pequeña dando forma de árbol (nosotros usamos 6 tiras de cartón) las pegamos a la base de madera y procedemos a ponerlo en nuestra maceta o base para que quede fijo.



·  Luego podemos hacer con papel círculos para pegar frente cada bolsa, colocando los números del 1 al 25 (hay personas que lo hacen del 1 al 24)



·        Dentro de las bolsas vamos colocando las sorpresas las doblamos, le hacemos un orificio y le colocamos una lana o hilo grueso para atarlo a nuestro árbol de cartón, las vamos ubicando de tal forma que los números queden de forma consecutiva, recordemos que es un conteo de 1 al 25.



·    Finalmente le colocamos el moño para decorar y otros detalles, nosotros le colocamos luces.



Y de esta forma damos alegría a nuestros pequeños, esperando con ansias el día de navidad.

Espero lo puedan hacer para que lo disfruten en familia, @Madrenovata


martes, 12 de octubre de 2021

El Hijo Que Cuesta Más




"Cuando eres mamá de más de un hijo, hay uno que cuesta más.

Es el que te contesta, el que te reta, el que te “prende”, el que hace que leas todos los libros de ayuda, por el que tomas sesiones de terapia, por el que escuchas podcasts, videos, audios.

Ese es el hijo que cuesta más. Y cuesta más porque es el que se parece más a nosotros, es el que proyecta aquello que aún no hemos visto en nosotros mismos, es el que nos recuerda lo que somos, es el que nos refleja que aún no somos la mejor versión de nosotros.

Este hijo necesita más amor y más atención de la que te imaginas, es el que necesita más control aunque te ruegue con su actitud que necesita estar solo, es el que necesita una mamá presente porque aún no puede autocontrolarse.

Así es que aunque a veces sientas que no puedes con él, abrázalo fuerte, verás que no se moverá. Aunque sientas que quieres explotar ante algo que te diga, voltea y dile “te amo como eres”, y notarás que su semblante se relaja.

Aunque quieras gritarle que por ahí no, que ese no es el camino, para y mejor toma su mano y guíalo hacia donde tú creas más conveniente.

Aunque quieras perder la paciencia, no lo hagas porque cada acto de rebeldía es un grito desesperado de tu hijo para que lo voltees a ver, enséñale que no tiene que hacerlo de esa forma, que basta con que te diga qué necesita, dile siempre “aquí estoy”, “aquí sigo”, “te escucho”, “dime que necesitas”, “aquí estoy siempre”.

Y aunque no sepas cómo, da por hecho que todo saldrá bien, porque lo único que tú hijo necesita es tu presencia, tu tiempo y tu mirada.

Ese hijo que cuesta más, es el menos fuerte y el que te necesita más, es el que no sabe por dónde, es el que te escogió como mamá porque sabía desde antes de nacer, que tú podrías guiar sus pasos siempre".

 

Texto: "El hijo que cuesta más" por Lydia Cárdenas.